Junto a la Realidad Virtual hay otra realidad, la Realidad Aumentada, dispuesta a replantear estrategias empresariales y a convertirse en la mejor aliada de los “deskless workers”.

1

Realidad Aumentada. Augmented Reality. Unas veces abreviada como RA. Otras, a lo anglosajón, como AR. Una mezcla de realidades. La superposición de dos mundos. Esa otra realidad que no es la real-real, pero que expande miras. La realidad complementaria. Da lo mismo. La llamemos de una u otra forma, la Realidad Aumentada se está abriendo paso en el grupo de tendencias tecnológicas con mayor proyección y se postula como fenómeno capaz de cambiar, con decisión y de verdad, la forma de hacer negocios.


Dentro del Programa de Capacitación y Apoyo a la I+D+i Empresarial “CENTR@TEC” de ADE en colaboración con Centros Tecnológicos de Castilla y León se presenta la Iniciativa EUREKA – SMART – Advanced Manufacturing Program.

  • Fecha: 8 de Marzo de 2018
  • Lugar: Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL) Polígono Industrial de Villalonquejar (Burgos)logos

CENTR@TEC incluye actuaciones en Internacionalización de la I+D+i, Industria 4.0, Digitalización,  Apoyo a emprendedores de base tecnológica, Innovación en Procesos y Diseño de Productos/Servicios.


Jorge Pereira, director general de Keyland, expone cuáles son, a su entender, las tendencias para 2017

125c5991e404862c251f5d81a897ff98_xl

El continuo avance en la industria española ha puesto en relieve la importancia de adaptarse a la conocida como Industria 4.0. El objetivo de la transformación digital no es otro que facilitar el día a día de los trabajadores e intermediarios, al tiempo que se reducen los costes de producción. Y las tendencias que están redefiniendo esta industria son las siguientes.


El control gestual tiene aplicaciones prácticas en el ámbito doméstico y empresarial. Consiste en comunicarse con otros dispositivos gracias a ciertos algoritmos matemáticosimage_content_6316404_20170401004815

Podría parecer un juego de mímica. Pero no lo es. El control gestual permite cambiar el canal de la televisión sin utilizar el mando, encender y apagar las luces sin levantarse del sofá, regular la calefacción o el aire acondicionado desde la silla de la oficina, pasar de canción en el coche con un simple movimiento de manos…

Existe un sinfín de aplicaciones cotidianas y prácticas. Consiste en comunicarse con otros dispositivos mediante gestos, gracias a ciertos algoritmos matemáticos, que pueden provenir de cualquier estado o movimiento del cuerpo, aunque generalmente se usa la cara o la mano. Por eso, «la tecnología actual se centra en el reconocimiento de emociones de la cara y de gestos de las manos. Los usuarios pueden hacer gestos con sus manos para interactuar con los objetos de su entorno sin tocarlos».


La robótica ha supuesto un avance tecnológico muy importante en las empresas. Por ejemplo, en el sector de la automoción hemos sido testigos de cómo los robots realizaban tareas, de una forma ágil y eficiente, que antes debían realizar un gran número de operarios de forma manual: robots montando las lunas, soldando las cajas o “chasis” de los vehículos…

Mucha gente comenzó a comentar que los robots sustituirían a los operarios y lejos de ello, éstos se han convertido en auténticos colaboradores de dichos operarios mejorando la productividad y la seguridad.

Los robots colaborativos no están sólo dirigidos a la automatización de tareas y por tanto al descenso de puestos de trabajo, sino también a mejorar la seguridad y aumentar la productividad. Son soluciones robóticas emergentes, para empresas y distintos sectores, que se utilizan para mejorar en los entornos de trabajo la calidad de vida y la productividad, con capacidad para realizar tareas conjuntamente con el operario.