Junto a la Realidad Virtual hay otra realidad, la Realidad Aumentada, dispuesta a replantear estrategias empresariales y a convertirse en la mejor aliada de los “deskless workers”.

1

Realidad Aumentada. Augmented Reality. Unas veces abreviada como RA. Otras, a lo anglosajón, como AR. Una mezcla de realidades. La superposición de dos mundos. Esa otra realidad que no es la real-real, pero que expande miras. La realidad complementaria. Da lo mismo. La llamemos de una u otra forma, la Realidad Aumentada se está abriendo paso en el grupo de tendencias tecnológicas con mayor proyección y se postula como fenómeno capaz de cambiar, con decisión y de verdad, la forma de hacer negocios.


Dentro del Programa de Capacitación y Apoyo a la I+D+i Empresarial “CENTR@TEC” de ADE en colaboración con Centros Tecnológicos de Castilla y León se presenta la Iniciativa EUREKA – SMART – Advanced Manufacturing Program.

  • Fecha: 8 de Marzo de 2018
  • Lugar: Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL) Polígono Industrial de Villalonquejar (Burgos)logos

CENTR@TEC incluye actuaciones en Internacionalización de la I+D+i, Industria 4.0, Digitalización,  Apoyo a emprendedores de base tecnológica, Innovación en Procesos y Diseño de Productos/Servicios.


Jorge Pereira, director general de Keyland, expone cuáles son, a su entender, las tendencias para 2017

125c5991e404862c251f5d81a897ff98_xl

El continuo avance en la industria española ha puesto en relieve la importancia de adaptarse a la conocida como Industria 4.0. El objetivo de la transformación digital no es otro que facilitar el día a día de los trabajadores e intermediarios, al tiempo que se reducen los costes de producción. Y las tendencias que están redefiniendo esta industria son las siguientes.


El control gestual tiene aplicaciones prácticas en el ámbito doméstico y empresarial. Consiste en comunicarse con otros dispositivos gracias a ciertos algoritmos matemáticosimage_content_6316404_20170401004815

Podría parecer un juego de mímica. Pero no lo es. El control gestual permite cambiar el canal de la televisión sin utilizar el mando, encender y apagar las luces sin levantarse del sofá, regular la calefacción o el aire acondicionado desde la silla de la oficina, pasar de canción en el coche con un simple movimiento de manos…

Existe un sinfín de aplicaciones cotidianas y prácticas. Consiste en comunicarse con otros dispositivos mediante gestos, gracias a ciertos algoritmos matemáticos, que pueden provenir de cualquier estado o movimiento del cuerpo, aunque generalmente se usa la cara o la mano. Por eso, «la tecnología actual se centra en el reconocimiento de emociones de la cara y de gestos de las manos. Los usuarios pueden hacer gestos con sus manos para interactuar con los objetos de su entorno sin tocarlos».